La desgracia

 

Estimado, o no:

Llevo un rato dándole vueltas a tu tuit y, aunque intuyo lo que has querido decir, creo que no acabas de expresarte bien. Es como cuando llegas tarde a una reunión y dices: “perdón por mi retraso”. ¿A que notas miradas raras?

Dices “como español que por desgracia no habla idiomas (y me refiero a inglés, francés, etc) me jodería bastante ir a otra comunidad y que no me hablaran en nuestra lengua materna (…)”. Para empezar, lo de no hablar inglés o francés no es una desgracia. Una desgracia es romperse un brazo, que un tsunami te pille bebiéndote un mojito en un chiringuito o ser Jiménez Losantos, pero no saber hablar inglés o francés es la consecuencia de un proceso de elección personal. No saber hablar en el idioma de los delfines, en cambio, sí es una desgracia. Y es que estoy seguro de que sus conversaciones son más interesantes que algunos tuits. En resumen, a no ser que padezcas alguna extraña incapacidad mental para estudiar idiomas, ser monolingüe no es una desgracia, es una elección; como pintarse o no las uñas, beber té o café o vivir aquí o en Abu Dhabi. Pero no es ése mi principal motivo de extrañeza. Lo que me llama la atención es que insinúes que, si supieses inglés o francés, no te importaría ir a otra comunidad y que no te hablasen en “nuestra” lengua materna. Es decir, que si supieses decir “what the fuck is going on?”, no te importaría que yo te preguntase “què cony et pasa?”. 

¿Deben entonces algunos españoles hacerse bilingües para que cuando vengan a Catalunya no activen su modo colono? Quizás sea la solución. Se trataría entonces de encontrar la lengua adecuada. Lo sé, parece lógico que esa lengua sea el inglés porque, por ejemplo, en Europa te comes los mocos si solo sabes hablar castellano. Sin embargo, se trata de una solución obvia y creo que siempre se debe optar por caminos más originales y creativos. ¿Y si aprendéis la lengua de los Minions? Estaríais muy monos diciendo “tatatá bata tú!” cuando vierais una estelada (significa “te odio”). Yo os preguntaría: Putam cala muak muak? A continuación, me adelantaría para que me dierais un beso y, cuando estuvieseis cerca, muy cerca, os diría: si et fot sentir català, demana’m si us plau i amb educació que et parli en castellà o treu el teu puto cul d’aquí. L’imperi no existeix, idiota.