MILES DE MILLONES… Y MÁS ALLÁ

Estimado, o no:

Yo sé que a veces nos venimos arriba en Twitter y que cuando nos van las pulsaciones a mil no sabemos lo que decimos, pero es que lo que acabas de escribir pasará a los anales (nunca mejor dicho) del nacionalismo español más casposo.

Primero, la población mundial es de 7.948 millones de personas. ¿A cuántos miles de millones de personas te refieres? ¿Están haciendo cola en la frontera? ¿Están los franceses y los portugueses hartos de esa oleada de miles de millones de personas que quieren comerse un bocata de calamares en Madrid? Lo que sé es que los ciudadanos europeos pueden venir cuando quieran, sin necesidad de papeles de inmigración. Son 400 millones y solo les veo hacer cola para mear en el lavabo de un bar tras una despedida de soltero. Un dato: Madrid recibió 4,9 millones de turistas en 2021 (lo sé, mal año). Solo el 38% eran extranjeros. 

Sé también que desde el 2013 no se ha concedido nacionalidad a más de 225.793 extranjeros (un poco alejado de los “miles de millones”). 

¡Ah, claro! ¡Tú lo que has dicho es que miles de millones de personas querrían vivir en España! Es decir, en tu estado natural de omnisciencia castiza, has entrado en la mente de miles de millones de personas que te han expresado el deseo inconsciente de vivir en España. Oye… Pepe… que quiero vivir en Quintanilla de Onésimo. Bueno, quizás es un noruego con los bolsillos llenos que quiere beber sangría y ponerse rojo como una gamba en una playa. Vamos, que no pisará Madrid. Porque, vaya, vaya… allí no hay playa.

“Miles de millones”. Es que te has de reír. Qué gente.