¿QUIÉN VIVE EN UNA PIÑA DEBAJO DEL MAR?

Estimado, o no:

No sé si voy a desestabilizar tu mundo con una especie de epifanía que provocará que veas las películas de submarinos de otra manera. Se les llama submarinos porque pueden viajar por debajo del agua. Si pudieran viajar por el aire, se les llamaría aviones. Y si no pueden viajar a España sin permiso del rey, se les llama campechanos.

En todo caso, que los submarinos puedan hundirse no es incompatible con el hecho de que deberían flotar. Lo mismo sucede con los aviones. Que tengan la posibilidad de desplazarse por el aire a 800 Km/h y a 10 Km del suelo no implica que después no puedan aterrizar con los únicos meneítos que provocan que recuerdes que al llegar a la terminal debes ir al lavabo para cambiarle el agua a las aceitunas. Es más, no soy ingeniero aeronáutico, pero juraría que los aviones deberían poder aterrizar sin problemas (aquí no voy a mencionar a un tal Carrero Blanco por si hay jueces cerca en el país de la democracia para lo que se quiere y la libertad de expresión para solo algunos seres de luz). 

En todo caso, los submarinos se mueven por debajo del agua y también flotan. De esta manera, las personitas que van dentro no se ven abocadas a vivir como Bob Esponja y Patricio. Que no digo que sea una opción divertida viendo lo que pasa con el que vive en una piña debajo del mar y su cuerpo absorbe y sin estallar.

Existiría otra posibilidad en el caso de que no esté garantizado que el submarino español flote. Propongo lanzar el monumento franquista de Tortosa al mar. Y para que parezca del ejército, se le puede poner una bandera española si te hace ilusión. Se monta una fiesta de despedida, con concierto de Bertín Osborne, vino español y que Abascal lance una botella de champán francés como inauguración del primer monumento franquista submarino. Digo champán porque el cava catalán tiene una calidad más que demostrada y no sería cuestión de emplearlo para esas idioteces patriótico-festivas.

Por cierto, el presupuesto del Departament d’Ensenyament para 2022 será de unos 6.000 M. euros. O dinero para escuelas, o para mierdas que no flotan. Tú mismo.

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials (fes un click):

 Twitter

 Instagram

Facebook

Advertisement