En casa jugamos así

Estimada, o no:

Estaba yo tan relajado esta mañana, en un mundo de pandemias, volcanes y catedrales que se purifican a causa de video clips con derecho a roce, cuando me ha llegado tu tuit. Y claro, me ha entrado un mal rollete considerable. ¿Así que los catalanes lo hemos hecho mal toda la vida? ¿Llamamos natural a un agua que no ha sido calentada o enfriada por medios artificiales y eso es raro? ¿En cambio, llamar “del tiempo” a un agua para referirse a su temperatura es normal? ¿Pero de qué tiempo? ¿Del meteorológico o de la magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro, y cuya unidad en el sistema internacional es el segundo? ¿Podríamos concluir que un agua “del tiempo” es un agua que no fue envasada, por ejemplo, cuando Franco perdió un huevo? Es más, ¿caduca el agua embotellada? No lo sé, ni lo voy a mirar. Yo por si acaso no bebería agua envasada cuando Franco perdió un huevo. Ya sé que las botellas son transparentes, pero imagínate encontrarte una gónada del dictador flotando en una botella de dos litros… Bien pensado, el huevo de Franco no debería ser muy grande… Repito, imagínate encontrarte una gónada del dictador flotando en un botellín… Mal rollo.

Hablando de mal rollo. Lo de “agua gaseada” parece más de la Alemania de los años cuarenta. Pero corramos un tupido velo porque ahora ya debe haber gente ofendidita con esta referencia.

Raro. ¿Qué es lo que provoca que algo se nos antoje raro? Dice el diccionario de la RAE que raro es “extraordinario, poco común o frecuente”. Supongo que eso depende del lugar en el que hemos nacido, de la cultura con la que hemos crecido o de las experiencias que hayamos tenido. Cuando le digo a la gente que odio que en las terrazas de los bares la gente fume y yo deba respirar su humo sin protestar, siempre hay alguien que me llama raro (también nazi, totalitario, amargado y otros de esos apelativos que los nicotina’s fans emplean para dirigirse a mi). Yo, en cambio, veo raro que un tipo se sienta con el derecho de obligarme a respirar su humo. El humo del tabaco produce nicotina, ácido cianhídrico, aldehído fórmico, plomo, arsénico, amoniaco, benceno, monóxido de carbono, nitrosaminas específicas del tabaco e hidrocarburos aromáticos policíclicos. ¿Y el raro soy yo por no querer respirar esa mierda? En cambio, un pedo contiene solo hidrógeno, dióxido de carbono y metano. ¿Se enfadaría el nicotina’s fan si yo le hiciese respirar mi flatulencia? Es probable. En Andorra ha habido una pelea por eso. No fui yo, debo aclarar. 

En resumen, que algo nos resulte raro pertenece a ese maravilloso ámbito de lo subjetivo. He hecho una lista a continuación de lo que encuentro raro por si alguien se siente identificado:

  • Disfrazar a una cabra y que desfile con militares.
  • Tener un rey que lo es por haber nacido de un testículo en concreto (y porque Franco diese trabajo a su padre).
  • Intentar que unos aviones pinten con humo la bandera de España en el cielo y que, en cambio, hayan pintado la bandera de Austria y la republicana para gozo de los daltónicos.
  • Pagar 90 euros por un concierto y pasarte dos horas hablando con tu colega. Perdona que te lo diga pero eres gilipollas.
  • Circular por el carril central de la autopista cuando el de la derecha está completamente libre. ¿Qué os pasa, nenes? ¿Os mareáis en la derecha como Abascal cuando le regalan un libro?
  • Comer palomitas en el cine como si llevases una semana sin ingerir alimentos y tratando de emular a una piara de cerdos en las formas y en los ruidos.
  • Gritar en el metro cuando hablas por el móvil. Hola, teñó, ¿ve ese puntito? ¡Es un micrófono!
  • Escribir un blog contra la catalanofobia en el que hay gente que no hace click en los posts de Facebook que enlazan con mis artículos y piensa que el catalanófobo soy yo. 

Por cierto, el agua destilada se basa en la unidad de moléculas de H2O, como el agua que usamos para beber, pero que en este caso ha sido purificada a través de un proceso de destilación. Muy “natural” no sería. En definitiva, en Catalunya llamamos agua natural al agua que está a temperatura ambiente. En casa jugamos así. 

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials (fes un click):

 Twitter

 Instagram

Facebook