Os cantaremos una de Georgie Dann

Estimado, o no:

El egoísmo moral, también llamado egoísmo ético, es una doctrina ético-filosófica que afirma que las personas deben tener la normativa ética de obrar para su propio interés. Además, sostiene que es la única forma moral de obrar. Permite realizar acciones que ayuden a otros, pero con la finalidad de que esta ayuda proporcione un beneficio propio. ¿Los egoístas morales son unos capullos? Por supuesto. Son unos enormes capullos. Ponle cualquier adjetivo a egoísmo y encontrarás la definición de un capullo: egoísmo político, egoísmo deportivo, egoísmo sexual, egoísmo económico, egoísmo laboral, egoísmo medioambiental…

Me gustaría trasladarme al 1 de diciembre de 1955. Montgomery, Alabama. En aquella época los autobuses estaban segregados y señalizados con una línea: los blancos debían sentarse delante y los negros, detrás. Una costurera llamada Rosa Parks ocupó un asiento en los bancos del medio, que podían usar los negros si los blancos no lo pedían. Al autobús se subió un joven blanco y el conductor ordenó a Rosa Parks que se levantara y cediera el asiento. ¿Qué hizo ella? Se negó. ¿Qué hizo la policía? La arrestó. Pues bien, ese momento supuso el inicio de los movimientos civiles en Estados Unidos. Estoy seguro de que en aquella época algún blanco con poca capacidad de reflexión y empatía, un egoísta moral en toda regla, debió pensar “no sé de qué se quejan estos negros. A mí nunca me han arrestado por no ceder un asiento”. ¿No te sientes reflejado en este punto de vista sobre el mundo? ¿Nada? ¿Ni siquiera un poquito?

Pues claro, a ti nunca te han pegado por votar. Evidentemente. Nunca has querido responder en las urnas a una pregunta que incomode al sistema establecido, nunca le has desafiado, nunca le has dicho “quiero votar aunque el resultado socave los cimientos de tu establishment”. Pero a miles de catalanes sí que dieron una buena somanta de hostias por querer autodeterminarse, por hacer valer su soberanía, por querer ejercer su libertad como miembros de un pueblo y una nación de la que se sienten (nos sentimos) formar parte. Si el 1 de octubre se hubiese votado comprarle otro yate al emérito, tu Estado no hubiese enviado a 9000 policías a dar hostias. Y si Rosa Parks se hubiese levantado al ver llegar al blanco, le hubiese lanzado pétalos de rosa a su paso y le hubiese cantado una canción de Georgie Dann no le hubiesen arrestado (bueno, de esto último no estoy tan seguro).

Pues sí, precioso, el arresto de Rosa Parks fue por racismo y las hostias del 1 de octubre de 2017 fueron por votar.

Dices también que “la democracia no es robar un territorio común al resto de ciudadanos del país sin permitirles expresarse”.

  1. Vuestra obsesión con la posesión de territorios es enfermiza. Comprad un Monopoly para superar el síndrome de estrés postcolonial. Y si queréis nuestras propiedades, pagad bien. Lo de las colonias en el siglo XXI está más pasado de moda que los pasodobles.
  2. ¿Qué no os podéis expresar? ¿Recoger firmas contra el Estatut no es expresarse? ¿Recortar el Estatut no es expresarse? ¿Decir mil veces no a un pacto fiscal no es expresarse? ¿Querer españolizar a los niños catalanes no es expresarse? ¿Llevar el corredor mediterráneo a Madrid no es expresarse? ¿Enviar a 9000 policías a dar hostias no es expresarse? ¿Meter en la cárcel a líderes políticos y activistas sociales no es expresarse? ¿Tener a más de 3000 personas represaliadas esperando juicio no es expresarse? ¡Joder! ¡El día que creáis que os estáisexpresando, avisadnos! Os tiraremos pétalos de rosa y cantaremos alguna de Georgie Dann. Que viva, viva el vino. Y viva Noé que es su patrón. Que viva, viva el vino, viva que es peleón y viva el porrón.

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials (fes un click):

 Twitter

 Instagram

Facebook