Manual del Español Acomplejadito (MEA)

Estimada, o no, Ministra de Exteriores: 

Hoy es 23 de abril, Sant Jordi. El 12 de octubre es San Farola, patrón de los paracaidistas. Pero hoy en Catalunya es Sant Jordi, la festa del llibre i de la rosa. Ya sé que algunos aragoneses desubicados dirán que es San Jorge y que solo puede ser San Jorge como lo era Jorge Michael o lo es Jorge Clooney pero yo que sé… en casa jugamos así. Y es que, como el tipo era un soldado romano, si en Catalunya decimos que es San Georgius, va a parecer una peluquería de diseño. En resumen, en Catalunya a este tipo lo llamamos Sant Jordi y al capullo que se pique, que se rasque con su espina.

Sin embargo, el motivo de esta carta no es aclarar por qué el santo es como el campechano, que recibe diferentes nombres según dónde esté (ahora es Al Juan-Ca), sino comentar con cierta jocosidad vuestra iniciativa consistente en convertir una fiesta, tan enraizada en Catalunya, en un nuevo intento de panhispanismo acomplejadito. Porque un nacionalista español acaba siendo como el tipo que quiere ser la vela del entierro, el niño del cumpleaños y el Florentino Pérez del pelotazo urbanístico. El nacionalista español es el perejil de las salsas, el sudor del ciclismo o el preservativo del descampado: siempre está ahí, al acecho, esperando su momento para cantar el “yo soy español, lo, lo, lo”. Analicemos vuestra jugada:

Miguel de Cervantes Saavedra murió el 22 de abril de 1616. Repito: el 22 de abril. Tal día como ayer hace 405 años. Si acaso fue ayer cuando deberíais haber reivindicado lo grande que fue Cervantes (que lo fue) y lo universal que es que 7.500 millones de personas no hablen castellano. Ayer, no hoy. Porque hoy a los catalanes nos gusta disfrutar de este día tan bonito en el que las calles se llenan de cultura y de rosas, en el que puedes hablar con tus escritores y escritoras favoritos y en el que los enamorados pasean por unos pueblos y ciudades vestidos de color. ¿Sería pedir mucho que un solo día, uno, pudiésemos aparecer en los informativos españoles sin ser noticia por algún tema negativo? Un día. Uno. Tenéis los 364 días restantes para llenarlo todo de España, España, España. 

Además, celebráis una muerte. ¿En serio? ¡Venga, va! ¡Celebremos que Cervantes ya no se sentía tan Quijote! Cervantes nació el 29 de septiembre de 1547. ¿Por qué no celebráis el Día del Español el 29 de septiembre? Nació uno de los más grandes escritores de la literatura universal. Convertid el 29 de septiembre en una orgía de españolismo. Dibujad en el cielo la bandera de Austria con aviones, pasead al rey en un descapotable rojo con la cabra en el capó, haced una maratón de corridas de toros… Yo qué sé… Pero dejad que los catalanes disfrutemos de nuestro día.

Por cierto, quien murió un 23 de abril fue William Shakespeare. Eso debería aparecer en el Manual del Español Acomplejadito (MEA). 

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials (fes un click):

 Twitter

 Instagram

Facebook 

youtube