Como cada año, el maño

Estimado, o no:

Es un clásico de cada año. Cada 23 de abril hay libros, rosas y maños negando Sant Jordi. Es como las uvas de fin de año, la sangría en verano y el mensaje navideño del rey. No falla. Y ahora es cuando debemos explicar que este santo en castellano es San Jorge; en griego, Γεώργιος o Georgios; en siríaco clásico, ܓܝܘܪܓܝܣ o Giwargis; en latín, Georgius, en inglés George o en catalán Jordi. Tenemos que decir que es el nombre de un soldado ejecutado en Nicomedia a causa de su fe cristiana y que nació en Capadocia en pleno Imperio romano. Cada año la misma historia. Cada año el cachirulo tapando el sentido común. Cada año la misma actitud acomplejadita de aragonés que piensa que el mundo lo inventó la Virgen del Pilar. ¡Pero qué cansinos!

Yo ya no sé cómo explicarlo. ¿Con manzanas? ¿Con señales de humo? ¿Bailando zumba? Ah, ya lo sé: CON UNA JOTA.

Y vino el de la Capadociaaaaaaaa

a luchar contra la idiociaaaaaaaa.

Que tiene de aragonés,

lo que tienes de camerunés.

El soldado era un poco chuloooooo.

Pero no llevaba cachirulooooo.

Pues su culo era romano.

Y jamás zaragozano.

Caga tranquilo, caga con gustooooo.

Pero no te cagues en su madreeee.

Porque madre solo hay una.

Y en Pamplona, el Osasuna. 

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials (fes un click):

 Twitter

 Instagram

Facebook 

youtube