Miopía intelectual @NekaneHarta

Estimada, o no:

Hay dos tipos de miopía. Quiero creer que la más común es la que afecta a los ojos de muchas personas. Aunque ser miope no es especialmente cómodo (lo digo por experiencia) debo admitir una ventaja: la de no poder ver las banderas españolas en los balcones. La miopía se puede solucionar con una intervención quirúrgica. Sin embargo, hay otra miopía que tiene un tratamiento más complicado. Me refiero a la miopía intelectual. No sé qué clase de miopía te ha impedido ver que el cartel que sujetaba Jenn Díaz reproducía una fotografía en la que un pie parece estar a punto de pisar una esvástica. Si la miopía que padeces es oftalmológica permíteme recomendarte, o una intervención quirúrgica con láser, o unas buenas gafas. En cambio, si tu error de apreciación ha sido producto de una cierta miopía intelectual, te recomiendo que leas el siguiente texto. De todas maneras, si lo único que pretendes es intoxicar a tus seguidores con información falsa, te animo a que sigas haciéndolo. Será un motivo más para demostrar que Catalunya no tiene futuro entre españoles que hacen de la mentira un proyecto vital. 

Te presento el cartel que diseñó Pere Català Pic en 1936 y que tiene el título Aixafem el feixisme (aplastemos el fascismo). Se trata de uno de los carteles más famosos de la propaganda antifascista y es muy conocido en Catalunya. Lo que me sorprende es que no sepas que este cartel posee una reproducción en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía que se encuentra en… redoble de tambor… rrrrrrrrrrrr… ¡Madrid! Sí, efectivamente: Madrid. La capital del reino de reyes emiratos, el origen y el final de la España radial, el lugar al que desde José Bonaparte van algunos franceses a ingerir alcohol. Madrid. Allí los madrileños pueden ver este cartel. Por lo tanto, no es un cartel oculto, preparado para que Dan Brown lo descubra y escriba una novela.

No sé qué tal vas de símbolos pero, que este cartel es un símbolo de la lucha antifranquista, lo sabemos todos aquellos que tenemos un mínimo de curiosidad por la Historia, como todos sabemos que el pollo franquista es un símbolo para los amigos del Fachiqui Fried Chicken. Símbolo. Según la RAE: elemento u objeto material que, por convención o asociación, se considera representativo de una entidad, de una idea, de una cierta condición. Es decir, un pie que va calzado con las espardenyes (calzado tradicional catalán), está a punto de aplastar un símbolo de ultraderecha. Estoy seguro de que, si sois capaces de entender esa mierda de constructo abstracto que es la famosa unidad de España, este mensaje visual tampoco os debería costar tanto de descifrar. 

Por otra parte, haces referencia en tu tuit al diputado de VOX, Ignacio Garriga Vaz de Conceição (poco concienciado lo veo, por cierto). Se trata del segundo de los dos hijos del matrimonio formado por Rafael Garriga Kuijpers y Clotilde Vaz de Conceição Morlay (española de origen ecuatoguineano). Pues sí, son esas cosas que nos trae la política española en el país que colaboró en la invención del surrealismo. ¿Qué hace el hijo de alguien con origen ecuatoguineano en un partido que se siente orgulloso de sus proclamas antiinmigración? Pues sinceramente no lo sé. Tampoco sé por qué hay mujeres machistas, por qué hay españoles racistas que olvidan los ocho siglos de Al-Andalus, por qué hay catalanes encantados con los 16.000 millones anuales de euros de déficit fiscal o por qué hay homosexuales homófobos. ¿Conoces al senador republicano del estado de California, Roy Ashburn? Destacó como el prototipo de político antigay, siempre dispuesto a frenar cualquier iniciativa de la comunidad homosexual más poderosa de EE UU. Pues fue detenido en Sacramento por conducir borracho tras salir de un club gay. Por eso, quizás sería oportuno preguntar al diputado de VOX qué hace en un partido que hubiese estado en contra de que su madre viniese a vivir a España. 

Pero no es la única contradicción que se detecta en las filas del unionismo mágico. Y es que no hace falta leer muchos libros de Historia para saber que Hitler y Mussolini ayudaron a Franco matando a españoles, que Franco le dio curro al campechano, que el campechano abdicó en favor de su hijo por razones que todos sabemos pero que no se pueden decir rapeando, que su hijo lleva el tema con el mismo interés que pone en escuchar la lluvia sobre el césped de la Zarzuela y que, detrás de toda este relato grotesco, hay muy españoles y mucho españoles que aplauden con las orejas. Pero claro, si no sois capaces de interpretar correctamente un cartel como el de Pere Català Pic, tampoco podemos pedir que establezcáis relaciones causa-efecto desde que un gallego con voz de pitufo anfetamínico decidió colaborar en un golpe de Estado y seguir matando españoles hasta que estiró la pata. En la cama. En Italia a Mussolini el mundo le dio un giro vertical de 180 grados y Hitler se suicidó en su búnker en lo que fue la peor luna de miel de la Historia. Franco, en cambio, murió en la cama y sin haber pagado uno solo de sus miles de crímenes. Así estamos. 

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials (fes un click):

 Twitter

 Instagram

Facebook 

youtube