Salvador té més d’illa que de salvador

Estimado, o no:

Quiero felicitarte por tu llegada a Twitter con la cuenta más divertida que he visto en mucho tiempo. Me encanta reírme y, además, considero que es muy necesario en estos tiempos de pandemias, anemias intelectuales y política basura. Sin embargo, los que siguen este blog saben que tengo por costumbre realizar análisis más o menos irónicos sobre lo que se mueve en las redes sociales y tu tuit no será la excepción. Estamos aquí para reírnos y pasar un buen rato.

Para empezar, me gustaría aconsejarte con todo el cariño del mundo que cambiases el nombre de la cuenta. ¿Grupo de apoyo? ¿En serio? Los grupos de apoyo se crean para ayudar a las personas que lo pasan mal. Es de primero de psicología. De hecho, si algo deseo en este mundo cruel y traidor, es que nadie cree un grupo de apoyo para ayudarme porque sería la consecuencia de que yo lo estaría pasando mal (y no me apetece). Tampoco te aconsejo que lo llames “Grupo de apoyadura” por los equívocos sonoros que podría generar. Sinceramente, creo que es mejor “Grupo de seguidores”. Que alguien te siga está bien, siempre que no sea por la calle y pertenezca a la unidad de narcotráfico de la policía. Pero tener seguidores en las redes sociales, en principio es bueno. En todo caso, mucho mejor eso a tener un Grupo de acreedores. Sé que en realidad son seguidores, pero de tu patrimonio. Aunque si quieres gustar a los socialistas de los barrios altos (que los hay) lo mejor sería “Grupo de fangs”, así, con la voz nasal de un pijo. En catalán sonaría fatal. Sin embargo, sería peor un “grup de fongs”.   

En segundo lugar, me gustaría aconsejarte que buscases otro tipo de fotos. Has puesto la foto sonriente de un tipo que, aunque no cerró Guantánamo sigue teniendo muchos seguidores, al lado de la foto de un señor al que parece que el médico le acaba de decir que ha pillado tal Clamidia que se le va a poner el pene como el dedo de E.T. Sé que el reto que te propongo es difícil. Y es que he escrito en Google imágenes las palabras “Salvador Illa riendo” y me ha llamado el señor Google diciéndome que no le vacile. 

Pero vayamos al asunto central de esta carta. ¿Salvador Illa? ¿En serio? ¿El tipo que desoyó las advertencias de China a finales de febrero y cerró los ojos a lo que estaba pasando en Italia? ¿El tipo que se quiso hacer cargo de todas las compras de material sanitario prescindiendo de la experiencia de comunidades autónomas que hace años que realizan ese tipo de gestiones? Pues sí, lo de la unidaz de España. ¿El tipo que no quiso cerrar Madrid y Catalunya en marzo cuando había que hacerlo como se demostró más tarde? ¿El tipo sin experiencia en temas sanitarios cuya gestión produjo que, en medio de una guerra comercial mundial, el material de protección para los sanitarios llegase tarde y mal? ¿El tipo que cambió las directrices del Ministerio repartiendo tests de antígenos a los que después negó valor diagnóstico? ¿El tipo al que le costó semanas contar con la colaboración de la sanidad privada desperdiciando 2000 camas UCI? ¿El tipo que compró tests PCR’s falsos al triple de su valor permitiendo que los chinos puedan decir ahora que le engañaron como a un español invirtiendo el chiste original? ¿El tipo que dijo que los virus no entienden de territorios y que después tuvo que ceder la gestión a las Comunidades Autónomas? ¿Ese tipo? ¿El que ha cometido estos errores y unos cuantos más? Uy, sí… ¡qué ilusión! Eso sí, no será el tipo que explica chistes en una cena o con el que te vas de vacaciones al Caribe pero tonto tampoco lo es porque lo de que sean las CCAA las que apliquen las medidas restrictivas y que él sea el que trae las vacunas y les pone la bandera de España es algo para lo que hace falta listeza… y algo de cinismo, claro. 

En resum, ho diré en català: Salvador té més d’illa que de salvador.

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials (fes un click):

 Twitter

 Instagram

Facebook 

youtube