Los hombres blancos heterosexuales cristianos y españoles

Estimado, o no:

Me ha conmovido tu historia. Sin duda, se trata de un drama humano épico que ríete de “El expreso de medianoche”. Estoy seguro de que Isabel Coixet contactará contigo para comprarte los derechos. Sin embargo, deberías centrar el relato en Catalunya y que los malos de la película fuesen los indepes. Quizás Coixet en una tarde de té y galletas de mantequilla te explicaría la anécdota de que no rodó “Million Dollar Baby” porque Clint Eastwood es un señoro y le quitó los Óscars, pero desvías la conversación hacia el hecho de que la culpa de que Orson Welles también le quitara “Ciiudadano Kane” fue que era un señoro (bueno… y que él nació demasiado pronto o ella demasiado tarde) y tema solucionado. 

Es duro ser un hombre blanco heterosexual cristiano y español. No tanto como ser afroamericano en Estados Unidos, homosexual en Arabia Saudí o musulmán en Gaza pero, sin duda, la historia de los hombres blancos heterosexuales cristianos y españoles es más dura que la cara del VISAbuelo. Si analizas la historia de España, los hombres blancos heterosexuales cristianos y españoles siempre han estado perseguidos. Porque, claro, los hombres blancos heterosexuales cristianos y españoles jamás han alcanzado cuotas de poder. Todos sabemos que Fernando el católico, Felipe II o Franco eran mujeres negras homosexuales musulmanas e inmigrantes. Ésas sí que han conseguido unas cuotas de poder impresionantes en España. Estoy seguro de que te faltan dedos en las manos para nombrar a cargos políticos y miembros de consejos de administración del IBEX 35 copados por mujeres negras homosexuales musulmanas e inmigrantes. Quizás te faltarían dedos en las manos si fueses el manco de Lepanto pero qué me dices de las mujeres negras homosexuales musulmanas e inmigrantes. Lo quieren todo. En cambio, los hombres blancos heterosexuales cristianos y españoles son unos parias. 

No te lo creerás, pero los hombres blancos heterosexuales cristianos y españoles son menospreciados. ¡Increíble! ¡Menospreciados! Como lo oyes. Y es que los hombres blancos heterosexuales cristianos y españoles necesitan constantemente que les den mimitos, arrumacos, carantoñas, que les digan lo maravillosos que son por ser hombres, blancos, heterosexuales, cristianos y españoles. Pero no. Los menosprecian. Les envían tuits para recordarles que ocupan cuotas de poder, que no suelen ser violados, que su orientación sexual no es motivo de agresiones, que si en España se expulsaron a unos cuantos fueron a los musulmanes y a los judíos y que mueren muchos más españoles por culpa del colesterol que en una patera. Pero, al parecer, el equilibrio emocional de los hombres blancos heterosexuales cristianos y españoles está en peligro por ese menosprecio. 

La bandera. Los hombres blancos heterosexuales cristianos y españoles ponen la bandera española hasta en la sopa pero, uy, sí, son menospreciados. En fin… ¡tira pallá con la tontería! ¡Lo que hay que leer en Twitter! ¡La sociedad se está agilipollando a una velocidad enorme! ¡Qué país!

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials (fes un click):

 Twitter

 Instagram

Facebook 

youtube