Hablemos de coches… o no @arrecona

Estimado, o no:

Hay dos temas en los que no soy experto: coches y penes. Me consta, eso sí, que hay de todos los tamaños, colores y potencias. Por otra parte, soy dueño de uno que me funciona muy bien. Pero nunca te dejaré probarlo porque me caes mal y además no subo a desconocidos.

Dicen que en la variedad está el buen gusto. Los hay pequeños que puedes aparcar en cualquier sitio y otros grandes cuyo dueño, despistado, intenta estacionar en dos plazas a la vez y acaba abollando el frontal entre muestras de dolor. Como bien sabes, hay algunos que se ponen de 0 a 100 en tres segundos y otros que necesitan subir mucho las revoluciones para lograr que lleguen al final de una pendiente. También están los veloces que alcanzan el final del viaje en menos tiempo de lo que esperaba el copiloto y aquellos que lentamente recorren muchos kilómetros pero de una manera tranquila y confortable. Por otra parte, los hay que aparcan en batería normal y otros en batería inversa. Y aunque aparcar de lado es más difícil, tiene un no sé qué. Es más incívico, de todas maneras, aparcar en doble fila porque siempre dificultas la salida de otro.

Como decía, hay de muchos colores pero soy de los que opinan que es más importante disponer de un sistema de navegación inteligente que jamás te lleve donde no se debe estar. Y aunque desembragar forma parte del viaje, siempre es bueno que el freno funcione bien, no vayas a tener un accidente por no disponer de los sistemas de seguridad necesarios. Porque estamos hablando de coches, ¿no? Pero si quieres hablamos de genética. Siempre es más divertido.

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials (fes un click):

 Twitter

 Instagram

Facebook 

youtube

Compra el meu llibre:

poster