¿Para qué? Paraguayo @DoradoAlex

imbecil

Estimado, o no:

Voy a traducirte el tuit del Departament de Cultura porque los efluvios de la bilis creo que te han nublado la mente. “Catalunya tiene tres lenguas oficiales propias: el catalán, el aranés y la lengua de signos catalana. La cultura late mayoritariamente en lengua propia, sin perjuicio de las buenas manifestaciones en las otras 300 lenguas, entre ellas el castellano”.

Ahora, si me lo permites (y si no, también) voy a explicarte un chiste. Lo sé, es muy malo pero más malo es tu tuit. El chiste dice lo siguiente: es un chico que va a hablar con el padre de su novia y le dice:

  • Hola, buenas. Soy paraguayo y estoy aquí para pedirle la mano de su hija.
  • ¿Para qué?
  • Paraguayo.

Ya te dije que no era gracioso. Sin embargo, te lo he explicado para que entiendas que en las construcciones de las frases todas las palabras son importantes. “Catalunya tiene tres lenguas oficiales propias: el catalán, el aranés y la lengua de signos catalana”. Aquí hay dos palabras importantes: oficiales y propias. Sí, ya sabemos que el castellano es una lengua oficial. Es el resultado de la Guerra de Sucesión y del buen rollete posterior del Felipe V sin palito. Pero el castellano no es una lengua propia de Catalunya, no se originó en Catalunya. Te pondré un ejemplo. Al idioma que habla Trump (entre gruñido y gruñido) no se le llama americano del norte. Se le llama inglés. Y es que, si el castellano fuese una lengua propia de Catalunya, o a Catalunya se le conocería como Castilla del este, o al catalán se le llamaría castellano. Ya sé que estas dos situaciones levantarían más tiendas de campaña en algunos pantalones castellanos que todo los festivales veraniegos de música juntos pero la realidad es otra. Y la realidad es que propias, propias, en Catalunya efectivamente hay tres lenguas oficiales: el catalán, el aranés y la lengua catalana de signos. ¿Que en Catalunya hay muchas personas que tienen (tenemos) el castellano como lengua inicial? Por supuesto. Todo está a favor para que sea así: inmigración española o de Hispanoamérica, invasión mediática, estructuras de un Estado que aborrece la diversidad… En serio, si quieres estar preocupado por algo porque sientes esa necesidad vital de segregar bilis, busca temas más serios: la perdida de la libido, del cabello, de tus abdominales duros… el paso del tiempo, en definitiva. De la salud del castellano en Catalunya no debes preocuparte lo más mínimo. Y sí, la cultura catalana late sobre todo en el idioma propio, que es el catalán. Lo que sucede es que el colonialismo panhispánico está tan acostumbrado a entrar sin llamar en todos los sitios, que al final eso se convierte en una costumbre tan fea como comerse las uñas de los pies. Ups… podría haber acabado esta carta con una imagen menos inquietante. ¿Para qué? Paraguayo.