Lo que eres es un pelota

lucas

Estimado, o no:

Me sabe realmente mal quitarte la ilusión de tu republicanismo bipolar pero yo diría que eres monárquico (y un pelota). Es que he leído tu tuit y me ha sonado igual a una declaración como la de “mi vocación es la de ser actor porno pero sigo acumulando virginidad a los 50 porque considero que la castidad es una forma natural de ser hombre y porque la tengo pequeña. Bueno, por lo segundo, quizás”. Y no pasa nada por ser monárquico (ni por tenerla pequeña). Es peor ponerle piña a la pizza, Nocilla a la tortilla de patatas o tararear el himno de España con un polvorón en la boca. Pero si eres monárquico, quizás lo deberías decir sin dar más rodeos que un paracaidista español alrededor de una farola. Y es que no es lo mismo que te parezca bien que haya reyes o reinas elegidos por su material genético, que presidentes elegidos democráticamente. No es lo mismo. De hecho se parece como un huevo a una castaña o Abascal a un intelectual. Dudar que entre 47 millones de personas ni un solo español o española podría inaugurar mejor las bibliotecas, los submarinos que se hunden para no salir, los aeropuertos sin aviones o tener padres con afición al merengue dominicano como tiene el inviolable 2.0, no sólo es algo digno del Club de fans de la corona, sino que además huele a Eau de Secte que echa para atrás. Si a todo eso sumas que ya das por supuesto que una niña que está en la ESO va a ser una reina que ríete de Anna de Frozen, la cosa da cringe total, como dicen los millennials,

No quiero ser agorero (bueno, un poco sí) pero me gustaría recordarte los apelativos de algunos reyes y reinas de este singular país con tendencia a no saber ser nación: Carlos II, el hechizado; Juana I, la loca; Felipe IV, el pasmado; Pedro I, el cruel; Enrique IV, el impotente; Enrique II, el fratricida; Isabel II, la de los tristes destinos… Es que da para una serie de Stephen King (nunca mejor dicho).

Yo, qué quieres que te diga, soy republicano. A mí que un niño o una niña tenga la vida solucionada por haber salido de un testículo en concreto, no me acaba de convencer. Excepto si ha salido de los testículos de Urano, cortados y lanzados al mar por Cronos. Pero entonces hablaríamos de Afrodita y Botticelli le habría hecho un cuadro precioso. En serio, si alguna vez aparece en el reino un Pocohecho I, el caníbal; un Picorcillos III, el gonorreico; un Candycrash II, el ludópata o una Dolores VII, la psicópata, prefiero pensar que ese país es vecino de una República catalana. Cosas mías.

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials:

logotw Twitter

https://twitter.com/blogsocietat

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

UnknownFacebook

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster