“Bujeros” negros @joseminn

tabarnia

Estimado, o no:

Tengo un vicio un poco extraño (no, tranquilo, no es fumar pastillas de AVECREM). El vicio del que te hablo es el de aprender. Me gusta aprender. De hecho, me gusta aprender para después enseñar a mis alumnos. Quizás me equivoque pero estoy convencido de que es mejor hablar de lo que se sabe, evitar especular sobre lo que no se sabe y apoyarse en la máxima de que cuanto más se sabe, más se puede comunicar. Soy consciente de que es justamente lo que no sucede en Twitter con la frecuencia necesaria para evitar que en el extranjero nos vean como seres bajitos que dejan de ser cuñados sólo cuando duermen la siesta. En todo caso, te escribo para aprender. Quiero que me enseñes. Y es que, ahora mismo estaría hecho un lío si fuese uno de esos que se sienten catalanes, españoles, europeos, terrícolas, solarienses (habitantes del sistema solar) o lactantes (habitantes de la Vía Láctea). Ya sé que entre ser un solariense y un lactante hay miles de años luz de distancia, pero:

  1. en años Jordi Hurtado es poco y
  2. a veces siento que es la distancia que me separa de algunos en Twitter (oye que lo de solariense y lactante es coña. Hay gente que no sabe que la ironía, por ejemplo, es esperar a que Tabarnia está en la ONU).

Quiero aprender para evitar mi caos mental. Y es que tengo alguna que otra pregunta inocente que me gustaría que me respondieras. Me explico. Ya sé que Tabarnia es un agujero negro en el universo (o tal como lo llamaría algún que otro tabarniano: un bujero negro). Sin embargo, aún tengo esperanza de que aportéis algo de luz en mis dudas existenciales. Resulta que he oído en boca de los del bujero negro que Catalunya es España y que los catalanes somos españoles. Eso, según la lógica, me debería llevar a pensar que la cultura catalana también es española. No soy filósofo pero la suma de dos y dos, suele dar cuatro. A no ser que esos dos sean votantes de VOX y los otros dos sean bibliotecarios, ya que entonces la relación suele ser cero. Y aquí viene mi pregunta inocente: si los catalanes somos españoles y la cultura catalana es española, ¿por qué potenciar la cultura catalana supone acabar con la cultura española? Te lo explicaré anatómicamente. Si consideras que tu pene es una parte de tu ser, parece lógico que lo quieras potenciar. Te debe apetecer que tu pene goce de buena salud, que se despierte vigoroso, con ganas de comerse el mundo, ondeando al viento como la bandera de la Plaza Colón de Madrid. Ya me entiendes. Por eso me resultaría un poco extraño que le echases la culpa a tu pene de debilitar tu lengua, cuando tanto tu pene, como tu lengua, se supone que forman parte de un todo, que eres tú. No voy a ser yo quien te diga cómo potenciar tu pene y tu lengua. Sin embargo, permíteme que te diga que quizás te conviene. Me han dicho que tanto en el caso del pene, como en el de la lengua, el ejercicio les va bien. Uno nunca sabe cuándo necesitará tener esos órganos dispuestos a dar rienda suelta a su vitalidad. Y que conste que no quiero comparar tu pene con mi lengua, pero espero que entiendas que, como catalán, quiera que mi lengua goce de buena salud, que esté fuerte, que se mueva y que sea visible en cualquier ocasión que se precise. Lo mismo podría decir de mi pene, obviamente. 

No sé si me he explicado porque entre lenguas y penes me he ido a una película de Almodóvar. El caso es que necesito saber si cuanto más catalán soy, menos español parezco. Depende de tu respuesta, puedo tomar la decisión de comprarme una barretina por Amazon.

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials:

logotw Twitter

https://twitter.com/blogsocietat

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

UnknownFacebook

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster