Pecadorl de la pradera

choto

Estimado, o no:

Oye, que me he reído con tu tuit. Perdona si soy tan directo pero es que le he puesto voz. Me explico. ¿Has visto alguna peli sobre la Edad Media en la que un tipo subido a una roca grita con los ojos fuera de las órbitas algo así como “¡arrepentíos, pecadores! El fin del mundo está cerca y pagaréis por vuestros pecados”? Pues ésa es la voz con la que he leído tu tuit. Y me he partido la caja (aviso para millennials: esta expresión estaba bien en mi época).

Lo que vienes a decir con tu tuit es que Dios es una especie de Alexa, ese asistente de voz que nos da respuestas si alzamos la voz. Me queda un capítulo para acabar la serie Years and years de HBO y Dios, según tus teorías teológicas, sería el Signor de la serie. Pues nada, bueno es saberlo. Y es que asimilas la religión a una especie de lugar común al que acude la gente cuando está realmente mal. Sería de alguna manera como una frase sarcástica para la primera terapia de grupo de Alcohólicos Anónimos: bebo para olvidar y ya no recuerdo por qué bebo.

Woody Allen dijo que el cristianismo es como una tarjeta de crédito: disfrutas ahora pero pagas más tarde. Tú vas más allá. Tu Dios es el colega al que llamas borracho a las tres de la madrugada, una vez pasada la fase “cantos regionales”, cuando en medio de la fase “exaltación de la amistad” necesitas una voz amiga. Pues con la que está cayendo, quizás acabes teniendo razón, pero me consta que hay personas que no entienden así la religión.

Hay mucha gente que afirma que el franquismo se le está haciendo largo. A mí, de hecho, lo que se me está haciendo largo es el feudalismo. Cuando veo a tantos súbditos del reino con actitudes de vasallaje, con tantas obligaciones asumidas de obediencia a líderes supremos y cuando percibo la existencia de grupos de privilegiados y aproximaciones mentales a la religión más propias de una superstición sectaria que de una brújula moral, me siento en la Edad Media. Ya sólo falta que regrese el cinturón de castidad, la Inquisición y las uniones dinásticas de reyes lujuriosos. ¡Alexa! ¿Quién fue el último rey lujurioso de la Historia de España? ¿Que me espere? ¿Que te lo estás pensando de un modo campechano? ¡Qué birria de asistente de voz! Es mucho mejor Signor, aunque sea de ficción.

Segueix-me a les xarxes socials:

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

 

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster