El blues del catalán

chungo

Estimado, o no:

Te escribo envuelto en un mar de dudas. Soy catalán y no sé si cuando hablas de que pensáis traer a catalanes para trabajar en el campo, te refieres a las plantaciones de algodón. Me encanta el blues pero no tengo el talento suficiente como para emular a los blues men del Delta del Mississippi. Nombres como John Lee Hooker, Muddy Waters o Pinetop Perkins son demasiado míticos. Como catalán te puedo cantar alguna de Blaumut o de Els Pets pero no sé si sonará rollo esclavo. “Jo sóc el teu amic” de Els Pets no cuela, ¿no?

En todo caso, no hace falta que fletes barcos de esclavos para que trabajemos en tus tierras. Aquí tenemos el Delta del Llobregat y el Delta del Ebro. No sé si te resultarán válidos para tus plantaciones de algodón. En el Delta del Ebro se cultiva arroz. Quizás te has planteado cambiar de cultivo. Piénsalo. El sushi y la paella lo necesitan.

¿A partir de ahora prefieres que te llame Bwana? Disculpa mi ignorancia pero no sé cómo se dice Bwana en asturianu (además, no lo voy a buscar. Necesito tiempo para prepararme la maleta de esclavo catalán). Por cierto, ¿Qué pongo en la maleta? La barretina puede quedar demasiado folclórica y quizás te vengas arriba. Pero un tricornio de Guardia Civil puede ser aún peor. Ponerse uno en la cabeza a veces genera comportamientos… ¿disruptivos?

Estoy preocupado también por la comida. ¿Tendré derecho a comida en un viejo plato de hojalata y alojamiento en barracones malolientes de madera como en Kunta Kinte (serie mítica) o mi contribución al 20% de PIB español incluye el bonus catalán consistente en un plato de plástico del IKEA y un piso chungo de Airbnb? Ya que soy esclavo… no sé… un poco de modernidad no estaría mal. No te pido wi-fi porque entiendo que es un lujo pero sí lo mínimo para poder ser productivo en tu plantación. Los catalanes somos ricos y egoístas porque no queremos tener déficit fiscal pero tampoco queremos pedir perdón por respirar aire.

Lo que me sucede es algo que temo que no estarás en condiciones de entender. Tengo la impresión de que si este tuit lo escribes sobre otros colectivos, te cerrarían la cuenta en Twitter. Pero como este supremacismo se dirige a los catalanes… pues nada… oigo ruido… está lloviendo, ¿no?

Ha quedado un día un poco triste en el país en el que los supremacistas y los nacionalistas son los demás. El país en el que se ponen de ejemplo las monarquías escandinavas pero no la de Marruecos o Arabia Saudí. Sí, ese país. Pues nada, Bwana, estoy contento de que el amo se porte bien con nosotros. Hoy no nos ha pegado. You’re playin’ to win, but you lose just the same. So long, it was so long ago, but I’ve still got the blues for you.

Segueix-me a les xarxes socials:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster