Vive la merde!

Retorcijones

Estimada, o no, Hermandad de la acidez gástrica:

Nunca he experimentado un “retorcijón”. Entre otras cosas porque no sé qué es. Disculpa mi ignorancia. Desconozco si es muy habitual en Castilla pero, en todo caso, debe ser algo menos recomendable que redactar el currículum vitae de Froilán.

Retorcijón. ¿Ha salido en algún capítulo de House y en realidad era Lupus? Me pregunto si el dicho de “ancha es Castilla” viene de este tipo de disfunción y si se refiere a algún tipo de gigantismo testicular o algo parecido. Uf, me dan escalofríos de pensarlo. Sólo le faltaba al pancastellanismo presumir de testículos enormes. Lo que sí he experimentado en alguna ocasión son los retortijones, esos malditos dolores abdominales que suelen acabar con una especie de fiesta de la espuma pero menos digna y con otro tipo de… música.

Una de las causas de los retortijones es tener el colon irritable, que es como se quedaría hoy el navegante genovés si le dijeran que, a causa de su Erasmus marítimo, el 12 de octubre desfilan muchos machotes delante de un señor con cara de enfadado y que este señor enfadado saluda a una cabra pizpireta disfrazada de legionaria. Pobre Cristóbal, la que liaste, pollito.

Hablando del señor enfadado que saluda a la cabra. Lo que creo es que, en tu afán por conquistar poco a poco las posibilidades de la comunicación escrita, lo que has intentado decir es que los indepes tenemos retortijones cuando hablamos de los gastos de la Casa Real. No pretendo darte lecciones sobre el sistema digestivo de los seres humanos pero, que nos caguemos en los 8 millones de euros anuales de dinero público destinado a mantener a dos princesas, una reina y un rey, es algo que no nos provoca ningún dolor abdominal. Nos cagamos con gusto, con ganas, soltando lastre y quedándonos ligeros de equipaje. Personalmente, también evacuo metafóricamente al ver a Jordi Pujol paseando tranquilamente por la calle. Y cuando sumo dos más dos, me da cuatro. Y si pienso en por qué razón no está en la cárcel, la suma también me sale. Te recuerdo que los fiscales y los jueces son más españoles que la siesta, el bigote de la Pantoja o que las victorias de las selección española de baloncesto conseguidas gracias a catalanes. 

Como en los próximos meses los indepes continuaremos removiendo los intestinos de la unidad de la patria, me despido con unos cuantos consejos. Evita la cafeína, los refrescos gaseosos, el alcohol y las comidas picantes. Nada de Wasabi, de traicioneros pimientos de Padrón o de Chipotle. Come fibra, mucha fibra, porque tus evacuaciones intenstinales serán numerosas, abundantes y destinadas a aprender a vivir sin el 20% de PIB. Vive la merde!

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster