Asco

boadella

Estimado, o no, Albert:

La utilización de instrumentos como capacidad humana específica responde a un largo proceso evolutivo en el que se mezclan tres factores: la liberación de la mano respecto de la marcha, la evolución del cerebro y la bipedia. En cuanto a la mano, la capacitación para manejar instrumentos está asociada a la modificación del dedo pulgar que, con el paso de los años, se convirtió en dedo prensor en oposición a los otros dedos. Esta capacidad (unida al desarrollo del cerebro) ha permitido (no sólo a los machos, por cierto), la posibilidad de escribir, pintar o esculpir y dotar así de belleza a este mundo a través de la creación artística en sus diferentes campos.

Sin embargo, las manos del “macho” pueden estar quietas. En presencia, o no, de mujeres, las manos de cualquier persona pueden estar quietas. De hecho, deben estar quietas. Si a la mujer no le apetece que la toquen, las manos del “macho” deben estar quietas. Y en caso de que la arquitectura mental del macho se lo impida, debe intentar introducir sus dedos (pulgar incluido) en lo que vendría a ser su esfínter anal, a fin de autorealizarse un tacto rectal que dure los años necesarios hasta que el “macho” sepa controlar sus impulsos más primigenios. Por eso, Albert, en el caso de que tus manos se volviesen incontrolables ante la presencia femenina, lo mejor que podrías hacerte es un autoexamen prostático prolongado el tiempo requerido en estos casos, es decir, hasta que recuperes el control mental sobre tus extremidades superiores. Es fácil. Si los hombres sabemos controlar las manos para conducir maquinaria pesada, manejar un ordenador, pintar un cuadro o cocinar un sabroso plato, sabremos controlar también nuestras manitas ante la presencia de cualquier mujer que no nos haya ofrecido la posibilidad de un cierto contacto corporal. Te lo podría explicar con manzanas pero, de momento, un tacto rectal parece lo más adecuado teniendo en cuenta el comentario tan desafortunado que tus sinapsis han verbalizado.

Como padre de una hija, pareja de una mujer, amigo de mis amigas o, simplemente como hombre, el hecho de que alguien realice estos comentarios para llamar la atención y actuar de enfant terrible, me cabrean profundamente porque destrozan la labor de tantos docentes y de tantas personas sensatas que quieren crear una sociedad inclusiva y que garantice la igualdad de género. Por eso, espero que no te ofendas cuando te imagine en medio de tus caricias prostáticas. Mal no lo pasarás. Piensa que mientras tus incontrolables manos se encuentren en semejante actividad, ninguna mujer se sentirá incómoda ante tu presencia. La postura quizás sea algo incómoda para ti pero estoy seguro de que como “macho” sabrás afrontarla con dignidad masculina. Manos que no puedas controlar, al culete a danzar.

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster