30 de febrero.

alejandro

Estimado, o no:

Ya que te has autoelegido para proponer un cambio de fecha en la celebración de la Festa Nacional de Catalunya, yo también me he autoelegido para proponer cambios en la celebración de la Fiesta Nacional de España. Al fin y al cabo, tú y yo tenemos las mismas posibilidades de influir, tanto en el Parlament, como en el Congreso.

De todas maneras, voy a proponerte varias fechas para que se lo digas a Pablo Casado, éste a Aznar, Aznar al Tribunal Supremo, el Tribunal Supremo al rey, el rey a Pedro Sánchez y Pedro Sánchez a Santa Rita de Casia, patrona de los imposibles que le puede ayudar a formar gobierno.

Como uno de los requisitos, formulas que no divida a nadie. Queda claro entonces que el 12 de octubre es una de las fechas más inadecuadas. Celebrar con júbilo un genocidio de indígenas, violaciones en masa, la imposición del castellano frente a las lenguas propias y la organización de veintiocho ediciones del Festival de la OTI, no parecen motivos para unir a la gente. También hablas de que no se deba discutir sobre la veracidad de la historia. Después de todo lo que se ha dicho sobre el descubrimiento de América y su posterior colonización, creo que la historia del dragón de Sant Jordi tiene más verosimilitud que, incluso, los másters de Casado o Abascal en una cena literaria. Por esta razón, te propongo varias fechas.

La primera sería el 17 de enero, San Antón, patrón de los animales. Como me imagino que la Fiesta Nacional de España no la celebraréis con grandes actos culturales que recojan las diferentes muestras de tradiciones periféricas (Castellers o Zintza Dantza) sino que pasearéis a los soldaditos y los tanques delante del cuñado de Urdangarín, he pensado en la cabra de la legión. Qué mejor día para disfrazar a una cabra que el día del patrón de los animales. Ya que al pobre bicho se le hace pasar un mal rato y se le estresa para que no deje el suelo lleno de Conguitos, al menos que desfile el día de su santo. Espero ansioso, eso sí, el día en el que la cabra se despierte con diarrea. Pero como por la patria los aguerridos soldados están dispuestos a todo, unos cuantos resbalones, no deberían ensuciar el día (no sé si el verbo ensuciar es el más acertado).

Otra fecha que te propongo es el Día de los Inocentes, más que nada porque que yo sepa no hay un Día de los Culpables. España tiene inocentes en prisión y además es el día en el que se hacen bromas. Qué mayor broma que España, que envía un barco de rescate y acaba encallado. 28 de diciembre, no lo olvides.

También te ofrezco una posibilidad: elige el día 4 de cualquier mes. Más que nada para celebrar los cuatro diputados que tenéis en el Parlament de Catalunya. No te quejes, cabéis en un taxi.

De todas maneras, si hay un día que no divide a nadie y no se genera ningún debate sobre su veracidad es el 30 de febrero. Pobre febrero, sólo 28 días y tiene que esperar cuatro años a tener un día más en su vida. Es como la madurez emocional de Álvaro de Marichalar.

Por eso, Alejandro, el mejor día para celebrar una Fiesta Nacional en España es un día inexistente. Hasta que este país sepa vivir con sus divergencias, con su multiculturalidad, con su plurinacionalidad, con un pasado que no siempre fue glorioso y con una terapéutica autocrítica, lo mejor es no celebrar nada. Si acaso algún triunfo de Nadal, para recordarle sus obligaciones tributarias.

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster