El último segundo de miles de segundos

Còpia de Còpia de Topics to Cover(2)

Estimado, o no:

Soy consciente de que vivir cada día como si fuese el último puede suponer una fuente de estrés importante, aunque también ofrece la posibilidad de valorar más los pequeños detalles que nos hacen felices. No voy a elaborar una lista de pequeños detalles que nos pueden hacer felices porque parecería un spot de compresas rodado por Isabel Coixet, también conocida por: ¿a qué huelen las nubes? Sin embargo, voy a lanzar una pequeña reflexión. Además intentaré que el texto esté bien puntuado, no como tu tuit, que parece una sopa de letras en el comedor del Titanic.

Te decía que es importante vivir cada día como si fuese el último. No porque nos tengamos que morir mañana sino porque debe ser la culminación de los miles de días que hemos vivido anteriormente. Me explico. Si contemplamos la vida como un largo viaje, cada maleta con la que nos desplazamos está llena de experiencias, lugares que hemos visitado, libros que hemos leído, charlas con personas interesantes, amigos (y enemigos), horas de formación en un aula, películas… Ya sé que la memoria es muy cabrona y provoca que muchas de esas experiencias queden en las vitrinas del Museo del Olvido, acumulando polvo hasta que cualquier día una casual asociación de ideas provoca que surjan. Pero, al final, el contenido de esas maletas conforma lo que somos: adultos.

Dicen que la tele engorda. No es cierto. Lo que engorda es la comida. Y la política. La política también engorda, sobre todo la cuenta corriente y la lista de enemigos. Continuando con teorías extravagantes, yo tengo otra: Twitter provoca que algunos adultos resten veinte o treinta años a su vida y que escriban tuits que bien podría redactar un adolescente onanista como respuesta a sus frustraciones sexuales. No sé por qué extraña razón, las redes sociales nos infantilizan hasta el punto de que uno siente deseos de ponerse fotos de cantantes en una carpeta y comprar pomada antiacné. Y es que se pierden maletas de ese viaje, como en un aeropuerto caótico (uno gestionado por AENA en territorio catalán, para que me entiendas). Es meterse en Twitter y, por arte de magia, la maleta de la sabiduría, la de la sensatez, la de la templanza y la de la cultura, desaparecen, se esfuman como el patrimonio de un futbolista descerebrado. Aflora la maleta de las neurosis, la del aburrimiento vital, la de las derrotas afectivas, la de los naufragios laborales… la del fracaso. Sobre todo, la del fracaso. El fracaso de la política, de las relaciones sociales, de la escucha activa, de la empatía, del respeto. Un gran, enorme, monumental fracaso.

No sé si te lo has planteado pero tu tuit es la culminación de toda una vida. Es lo último que has hecho en ese momento. Se supone que detrás tienes las maletas, esperando el siguiente vuelo hacia no se sabe dónde. ¿Estás orgulloso de ese último momento? Tengo la esperanza, quizás ingenua, de que las maletas te aporten mejores momentos, en los que fluyan ideas, argumentos, instantes en los que recuerdes aquél libro que leíste y que fue una epifanía en tu vida, o el viaje en el que descubriste una civilización que te regaló un mundo de posibilidades, o segundos en los que te enfadaste con alguien pero no le insultaste. Esos momentos están en las maletas. Tu tuit, en cambio, ha sido la culminación de una vida. Es para pensárselo.

Sé que cuando acabe de escribir este texto, cuando pulse el botón del teclado que me permitirá escribir un punto, el punto y final, un cierto sentimiento de responsabilidad me inundará. ¿Me habré sabido explicar bien? ¿Le servirá de algo este texto a alguien? Ese punto y final será lo último que haya hecho con mi vida hasta ese instante, preciso, medible incluso. Serán las 12:22:25 segundos del 26 de agosto de 2019. Y tanto el lector, como yo mismo, habremos llegado vivos a ese instante. Toda una victoria. Disfrutémoslo como si fuese el último.

P.D. ¿Eres escritor como anuncias en tu perfil de Twitter? Really?

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster