Chochea no es un nombre vasco #SánchezDragó

verga

Estimado, o no:

Siempre me había agarrado a aquella frase de Rilke, “mi patria es mi infancia”, pero después de leer tu frase lo que espero es que nadie se agarre a tu frase. Y mucho menos aún, a tu verga. En todo caso, hay edades en las que es más fácil levantar una frase que según qué vergas.

Afirma el diccionario de la RAE que patria es la “tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos”. No sé qué vínculos jurídicos puede tener alguien con su pene, más allá de una unión de hecho, de una especie de matrimonio tácito como el que puede tener una taza con su asa o un facha con el ridículo que le acompaña. Tampoco soy capaz de adivinar qué vínculo histórico puede llegar a desarrollar un intelectual de tu talla con su verga (talla de intelecto, no de verga. Bueno… me lo pienso). Relacionar los penes con la historia es algo que suelen hacer las casa reales, que siempre han tenido afición a unir territorios a partir de la unión genital de matrimonios de conveniencia. Por ejemplo, que Petronila I de Aragón se casase a los catorce años con Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, Girona y Cerdanya, podría parecer una monstruosidad por la edad de Petronila pero se convirtió en la Corona de Aragón para gozo de los historiadores a favor de la unidad de España. Eso sí, también se convirtió en un motivo para que el catalanófobo de guardia nos diga a los catalanes que los maños eran reyes y nosotros condes y que en el videojuego Spanish Candy Crash, un rey vale más que un conde porque tiene una corona molona.

Por último, lo que sí veo es el vínculo afectivo que a los hombres nos une con la verga. Claro, siempre ha estado ahí. La recuerdas unida al resto de tu anatomía y, quieras o no, el roce hace el cariño. Y si el roce no hace el cariño, lo que hace son rozaduras, especialmente dolorosas en el caso de una verga.

Por eso, Fernando, déjame que te dé un consejo: si realmente crees que tu patria es la verga, cuídala. Sé un auténtico patriota de tu pene. Rodéalo de alambradas para proteger su soberanía. Vete a la ferretería más próxima y compra concertinas. El tamaño… no sé… tu sabrás. Aunque si alguna vez hablas de tu patria chica, ya sabremos a qué te refieres. Por cierto, muy chula tu camiseta.

IMG_20190426_124631.jpg

es un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

logotw Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

youtube

YouTube